Infografía. Seis neuroestímulos para hacer más persuasivos tus mensajes.

Infografía. Seis neuroestímulos para hacer más persuasivos tus mensajes.Para mejorar la capacidad de persuasión y convicción de nuestros mensajes, necesitamos utilizar seis estímulos que apunten primero hacia la ruta periférica de asimilación cognitiva, o cerebro primario, y que, posteriormente, también puedan involucrar al cerebro racional (ruta central).

1- El mensaje debe ser personalizado y debe poder vincularse rápidamente con una frustración, angustia o preocupación relevante en la mente del receptor.

2- El mensaje debe ser contrastable, para que la decisión pueda ser agilizada al comparar dos situaciones que evidencien rápidamente la mejor opción, la propuesta por nosotros.

3- El mensaje debe ser tangible para lograr fluidez cognitiva y permitir que el cerebro primario acepte la veracidad del argumento.

4- El mensaje debe ser memorable para que la retención se haga sin esfuerzo y diseñado para codificar la parte del mensaje que activará una decisión.

5 – El mensaje debe ser muy visual porque en el cerebro primario la manera en que la información es considerada e integrada en nuestro proceso de toma de decisiones es predominantemente visual.

6- El mensaje debe producir una activación emocional positiva, para llegar a las áreas cognitivas superiores y generar una decisión.

FUENTES:

Morin, C., & Renvoise, P. (2018). The Persuasion Code: How Neuromarketing Can Help You Persuade Anyone, Anywhere, Anytime. Wiley.

Perloff, R. (2017). THE DYNAMICS OF PERSUASION Communication and Attitudes in the 21st Century (Sixth Edition).

Deja una respuesta