Estrategia SEO. Componentes básicos
Desarrollo de una estrategia SEO

Estrategia SEO. Componentes básicos

SEO calidad del contenido. Resumen.

Para optimizar la estrategia SEO de tu website debes tener en cuenta los factores de posicionamiento orgánico en tres áreas fundamentales:

  1. configuración técnica del sitio;
  2. contenidos;
  3. enlaces.

Configuración técnica

Para su adecuado posicionamiento tu sitio web tiene que ser accesible a los robots, arañas, de los buscadores simplemente con la URL, sin estar tras login ni cookies, debiendo ser dicha URL única y exacta.

A continuación, la araña debe escanearlo para comprender su temática e identificar las palabras clave.

Finalmente, la araña necesita añadir tu website y sus contenidos a su índice. El índice es una base de datos de todo el contenido que ha encontrado en la web. De esta manera, su algoritmo puede considerar la visualización de su sitio para consultas relevantes.

Los robots araña son programas diseñados para escanear la web leyendo y categorizando código HTML y texto. Se mueven “saltando” de link a link por lo que necesitamos cuantos más links mejor, tanto desde otros sitios como desde el nuestro, para que las arañas nos visiten, se queden y lo recojan todo. Cuanta más alta es la autoridad otorgada a un website, más tiempo se quedan en él indexando. Si hay demasiados saltos y las URL no tienen la suficiente autoridad, las últimas no son indexadas.

Es aquí donde entra en juego la configuración técnica, denominada también optimización on-site. Garantiza que su sitio web y sus páginas permitan a Google y otros buscadores escanearlas e indexarlas sin ningún problema.

Los factores más importantes que afectan a la configuración técnica de tu site son:

Navegación y enlaces

Los rastreadores de los motores de búsqueda aterrizan en una página y utilizan los enlaces para encontrar otro contenido que analizar. Lo hacen a través del texto y la estructura HTML de las páginas. Como, de momento, no pueden leer imágenes (o deben emplear muchos recursos en hacerlo), conviene diseñar la navegación y los enlaces como solo texto. Garantizar que con pocos saltos de links la araña llegará a todo el contenido de nuestro site resulta también un aspecto técnico muy importante en la configuración de nuestra estrategia SEO.

Una estructura URL sencilla

A las arañas de búsqueda no les gusta leer largas cadenas de palabras con una estructura compleja, se cansan. Así que, dentro de lo posible, conviene mantener las URLs cortas, configurándolas para que incluyan lo mínimo más allá de la keyword principal para la que hemos creado la página.

Velocidad de página

Los motores de búsqueda utilizan el tiempo de carga como indicador de calidad. Son muchos los elementos del sitio que pueden afectarlo: tamaño de las imágenes, exceso de elementos css, JavaScript, etc. Puedes emplear la herramienta Google Page Speed Insights Tool para sugerencias sobre cómo mejorar tu site.

Enlaces inactivos o redirecciones rotas

Un enlace inactivo envía a tu visitante a una página inexistente. Una redirección rota apunta a un recurso que puede no existir ya. Ambos proporcionan una pobre experiencia de usuario y perjudican la indexación de su contenido por los motores de búsqueda.

Sitemap y archivo robots.txt*

El sitemap es un archivo simple que enumera todas las URL de su sitio. Las arañas de búsqueda lo utilizan para identificar las páginas que se deben rastrear e indexar. El archivo robots.txt, por el contrario, le dice a los motores de búsqueda qué contenido no deben indexar. Por ejemplo, páginas de políticas específicas que no se desea que aparezcan en las búsquedas ¡Pero mucho ojo! Un archivo robots mal creado puede bloquear el acceso de las arañas a todo tu site.

Contenido duplicado

Los contenidos idénticos o muy similares a los de otras páginas confunden a las arañas resultándoles, a veces, muy difícil determinar qué contenido deben mostrar en los resultados de búsqueda. Por eso, los motores de búsqueda consideran muy negativamente el contenido plagiado o duplicado, pudiendo, al encontrarlo, llegar a penalizar a un website completo e, incluso, banearlo en los resultados de las búsquedas.

SEO: on-page y off-page

Contenido

Los motores de búsqueda como Google ganan dinero, entre otras formas, proporcionando a los usuarios en sus búsquedas resultados con información y contenidos relevantes sobre un tema o problema concreto. Los contenidos pueden aparecer en diversos formatos: texto; imágenes; vídeos; documentos; archivos, etc.

Así, los contenidos relevantes y de calidad son, cada vez en mayor medida, los principales componentes básicos de una estrategia SEO óptima que nos permitirán ganar autoridad y visibilidad.

Por una parte, el contenido es lo que los clientes quieren obtener cuando realizan búsquedas. Por tanto,  cuanto más contenidos útiles ofrezcamos, más elevadas serán las posibilidades de obtener una mayor visibilidad en las búsquedas. Por la otra, las arañas de búsqueda utilizan el contenido para determinar cómo posicionar una página cotejando la relevancia entre esta y la consulta de una persona.

Mientras los robots rastrean una página, determinan su temática, analizando elementos como la longitud de la página o su estructura lo que les ayuda a evaluar su calidad. Basándose en esta y otras informaciones, los algoritmos de búsqueda pueden hacer coincidir la consulta de una persona con las páginas que consideran más relevantes para ella.

Keyword Research

La investigación de keywords es un proceso fundamental en la optimización de los contenidos de nuestro website ya que sentará las bases sobre las que crearlos desde la máxima: Una página = una keyword. Que, adaptada a las capacidades de cálculo semántico y semántica latente de los robots de búsqueda, podría traducirse como “Una página = Un significado

A través de la estrategia SEO atraemos a personas que necesitan lo que vendes o que están interesadas en los contenidos que ofreces y son susceptibles de convertirse en leads y/o en clientes. No obstante, esto es posible sólo si tus URL posicionan por las keywords que las personas que configuran tu target usarían al buscar contenidos o websites susceptibles de satisfacer sus “pain points”. Si no se dan estas circunstancias, no te encontrarán (al menos no de forma relevante para ti y tu cliente potencial) aunque tu sitio aparezca en la parte superior de los resultados de búsqueda.

Este es el motivo por el que el trabajo de elaboración de una estrategia SEO comienza con el descubrimiento de las keywords que los compradores potenciales introducen en los motores de búsqueda.

El proceso comienza identificando los temas y términos relevantes para tu negocio y convertirlos en keywords iniciales que, tras una investigación exhaustiva, deben adaptarse a los términos que hemos descubierto que tu público usaría. A partir de la lista de keywords obtenida, el siguiente paso es optimizar el contenido on-page.

Optimización on-page

La optimización on-page facilita que los motores de búsqueda entiendan el tema y las keywords de una página para hacerla coincidir con búsquedas relevantes. Las acciones de optimización on-page más importantes son las siguientes.

Optimización de keywords

Debemos asegurarnos de que Google (y otros buscadores) entiende en qué palabras clave queremos que esta página posicione. Para conseguirlo, debemos incluir, al menos, la keyword principal en los siguientes apartados:

Título del post (o de la página). Idealmente, debemos colocarlo lo más cerca posible del comienzo del título. Google suele valorar mejor las palabras al principio de los encabezados.

URL. La dirección web debe incluir la palabra clave, preferiblemente sin incluir nada más. Conviene eliminar las palabras vacías (stop words) como artículos, pronombres, preposiciones, etc.

Etiqueta H1. En la mayoría de los CMS esta etiqueta muestra el título de la página de forma predeterminada. No obstante, conviene comprobar que nuestra plataforma no utiliza una configuración diferente.

Las primeras 100 palabras del contenido. Utilizar la keyword al principio de nuestra entrada de  blog o webpage confirmará a la araña que se trata del tema de la página.

Metatítulo y etiqueta de metadescripción. Los motores de búsqueda utilizan estos dos elementos de código para desplegar sus listados. Muestran el metatítulo como el título de la lista de búsqueda. La metadescripción proporciona contenido para el pequeño anuncio que se encuentra debajo. Pero, sobre todo, utilizan ambos para comprender mejor el tema de la página.

Nombres de archivos de imagen y etiquetas ALT. Las arañas de búsqueda solo ven el nombre de archivo de los gráficos en una página (seguramente ya tengan cierta capacidad para analizar las imágenes, aun así, esto consume muchos recursos y es poco probable que, de momento, Google quiera cansar a las arañas de forma generalizada en estas tareas). Por lo tanto, al menos una de las imágenes debe contener la keyword en el nombre del archivo.

La etiqueta ALT es la que muestran los navegadores de texto en lugar de la imagen a los usuarios con discapacidad visual. Como la etiqueta ALT se haya en el código de la imagen, los motores de búsqueda también la utilizan como un indicador de relevancia.

Keywords semánticas. Son variaciones o sinónimos de la keyword hacia la que está orientada la página. Los motores de búsqueda las utilizan para determinar mejor su relevancia. El contenido textual de la página es el principal elemento a la hora de aportar significado semántico. Sin embargo, otros elementos lo refuerzan: semántica global del site; semántica de su categoría o estructura web; semántica del autor; semántica de los contenidos multimedia, y semántica de las páginas externas e internas que la enlazan.

Componentes básicos de optimización on-page no relacionados con keywords

Enlaces externos. Los enlaces a otras páginas relevantes relacionadas con la temática ayudan a Google a clasificar mejor el contenido, proporcionando, por añadidura, una buena experiencia de usuario y  posicionando la página como un recurso valioso.

Enlaces internos: Estos enlaces le ayudan a mejorar tu posicionamiento permitiendo a las arañas encontrar y rastrear otras páginas en tu site, y mostrando las relaciones semánticas entre varias páginas, con lo que ayudan a determinar mejor su relevancia para la consulta de búsqueda. En términos generales, conviene incluir al menos entre 2 y 4 enlaces internos por entrada del blog.

Extensión del contenido. Los contenidos extensos suelen clasificar mejor debido a que, si se hace bien, una entrada más larga siempre contendrá información más exhaustiva sobre el tema abordado.

Multimedia. Aunque no es imperativo, los elementos multimedia tales como vídeos, gráficos, esquemas y audio son indicativos de la calidad de una página, aumentan el tiempo de permanencia lo que indica que el contenido les resulta interesante y valioso.

Links

Como hemos visto, dos factores fundamentales a la hora de catalogar y clasificar una página son la relevancia y la autoridad. Para ofrecer a los usuarios las respuestas más adecuadas, Google y otros buscadores priorizan las páginas que consideran más relevantes para sus consultas y también las más populares, siendo el número y calidad de los enlaces uno de los principales indicadores de popularidad.

Backlinks

Los backlinks son las referencias a tus URL en otros sitios web. Cada vez que otro sitio te menciona y referencia a sus lectores hacia tu contenido, obtienes un backlink hacia tu site.

Google emplea la cantidad y calidad de los backlinks como indicador de la autoridad de un sitio web. La lógica subyacente es que los webmasters referenciarán sitios web populares y de alta calidad antes que a uno considerado mediocre. Sin embargo, no todos los enlaces son iguales, los considerados de baja calidad acaban teniendo un impacto negativo en el ranking de la página, pudiendo llegar a ser baneada si se detectan prácticas de compra masiva de backlinks.

Componentes de calidad de los links

Como se ha señalado anteriormente, los enlaces de baja calidad o sospechosos, por ejemplo los que Google pudiese creer construidos deliberadamente para hacer que un sitio sea considerado como más autorizado, acaban por penalizar tu ranking. Por eso, tu trabajo como SEO debe ser generar las referencias de mayor calidad posible sin caer en técnicas black hat que acabarán penalizándote y perjudicando a tu cliente.

Obviamente al igual que con el resto de su algoritmo de búsqueda, Google no comunica qué factores determinan la calidad de un enlace. Sin embargo, investigando y trabajando duro, la comunidad SEO ha descubierto algunos de ellos:

La popularidad del site que te enlaza

Cualquier enlace de un dominio que los motores de búsqueda consideran una autoridad tendrá una alta calidad, por tanto, si apuntan hacia tu site  mejorará su posicionamiento.

Pertinencia del asunto

Los enlaces de dominios sobre un tema similar al tuyo tendrán más autoridad que los de sitios web aleatorios o sin relación directa con la temática abordada.

Confianza en el dominio

Los buscadores también evalúan la confianza de un sitio web. Los enlaces de sitios más confiables siempre tendrán un mejor impacto en tu clasificación.

Linkbuilding

En SEO se denomina linkbuilding al proceso de adquisición de nuevos backlinks de la mayor calidad posible. Para hacerlo bien se requiere creatividad, paciencia y adoptar una estrategia de construcción de enlaces que nos aporten autoridad y posicionamiento sin que los motores de búsqueda detecten que se han elaborado deliberadamente. Aunque la compra de backlinks es una práctica peligrosa, aún existen algunos tipos de enlaces que puede merecer la pena comprar sin arriesgarnos a una penalización:

  • Posts patrocinados, primando siempre la calidad sobre la cantidad;
  • Notas de prensa, buscando la aparición en medios digitales;
  • Links Contextuales, añadiendo links a contenidos con gran relevancia;
  • Ninja Linking, buscando vías por las que insertar links en webs con mucha autoridad y afinidad temática.

Otras estrategias de linkbuilding posibles son las siguientes:

Links orgánicos. Provienen de sites que referencian tu contenido por sí mismos.

Divulgación. Aquí somos nosotros los que contactamos con otros sitios web para obtener enlaces. Puede hacerse de diversas formas, por ejemplo, creando contenidos de alta calidad y enviar correos electrónicos para que lo conozcan y, si lo encuentran valioso, sugerir delicadamente  referenciarlo.

Desarrollo de una estrategia SEO

Esquema del desarrollo de una estrategia SEO

Así pues, una estrategia SEO óptima abarca tres pilares fundamentales: indexación; semántica, y autoridad. Aquí algunas recomendaciones de la comunidad SEO al respecto:

Indexación

  • Indexa todos tus productos actuales
  • Diseña vías para la indexación de todo futuro producto
  • Indexa tus categorías y tags
  • Evita la indexación de páginas no esenciales

Semántica

  • Define keywords para todos tus productos y categorías
  • Mejora el contenido a nivel de producto y a nivel de página
  • Busca vías de creación de contenido que permitan posicionar nuevas keywords
  • Revisa constantemente tus keywords escogidas y sus resultados

Autoridad

  • Potencia con links internos tus mejores productos y categorías
  • Busca vías de crecimiento en links naturales y de pago creíbles
  • Busca sinergias con tus estrategias sociales.

Deja una respuesta